No podíamos dejar pasar la visita a un lugar terrible por la historia que allí se produjo, pero a la vez necesario para el recuerdo de toda la humanidad, para no repetir jamás semejante barbarie .

Auschwitz-

El Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau, un lugar que incluso ahora , después de tantos años no deja de impresionar.
De llevarnos al recuerdo de tanta y tanta gente que perdió allí la vida , y el sufrimiento que aguantaron, sin ningún motivo racional y sin justificación posible.

Como llegar.-

El campo se encuentra a unos 70 kilómetros de Cracovia . Existen varias opciones para llegar hasta allí, desde la misma ciudad, os cuento alguna de ellas .

La primera en coche propio , la carretera no esta mal, las indicaciones un poco pobres , pero vamos podemos llegar .
Se puede llegar también en autobús, el edificio tiene las siglas RDA. Cogemos el autobús a  Oswiecim, y nos bajaremos en la  parada del Oswiecim Muzeum.
Hay varias líneas de autobuses que cubren esaAuschwitz ruta.

También podemos hacerlo en tren cuesta unos 13 zloty ( 3 euros) euros y tarda una hora y media .

Nosotros depuse de ver todas las opciones decidimos contratar en la oficina de turismo el tour. La agencia con la que opera es Seekrakow.
La verdad es que lo hacen todo muy fácil, te dicen a la hora en que pasaran a recogerte y el lugar ( siempre próximo a tu alojamiento) y ellos se encargan de todo. En este precio estaba incluido el transporte , la entrada a los dos campos Auschwitz y Birkenau, la visita guiada en español en ambos campos , el traslado de uno a otro en autobús  y el retorno a Cracovia .

La visita.-

Una vez llegamos al campo principal Auschwitz I (1940), empieza la visita, siempre con guía, actualmente tienes que hacer una larga cola, pasar controles de seguridad y son muy estrictos con los bolsos y mochilas.

El recorrido por los diferentes barracones pone los pelos de punta , en ellos hay todo tipo de objetos de los prisioneros , maletas , chales de oración, prótesis ortopédicas … y sobre todo pelo natural y zapatos , realmente es algo que te llega a lo más profundo del alma , saber que todo aquello perteneció a gente anónima que en la mayoría de los casos no llego a salir con vida .

Algunos barracones han recreado el ambiente que tenían, con muebles y objetos originales , las celdas de castigo , enfermería, y la impresionante cámara de gas .
En muchos sitios no esta permitido la grabación de vídeo, ni tampoco las fotos.
Puedes pasear luego tranquilamente por los exteriores y hacerte una idea mas exacta de lo que debía ser ese infierno.

Auschwitz II -Birkenau.-

Una vez terminada la visita a ese campo, nos dirigimos  hacia el que se  denominó Auschwitz II -Birkenau (1944) que también formaba parte del complejo de muerte y desolación.
La visita aquí fue mucho más tranquila, este campo se puede visitar sin guía , y la gente iba más a su aire . 
Se visitan pocos barracones , ya que no quedan demasiados en pies , sobre todo en el sector de los hombres , pues los alemanes una vez comprendieron que la liberación del campo estaba próxima se dedicaron a evacuarlo y a destruir las pruebas ( barracones, cámaras de gas y crematorios ) . 

Lo que sobrevivio.-

En este campo se encuentra la famosa rampa de selección , donde tanta gente fue enviada directamente a los crematorios.

Los crematorios están destruidos , se ven las ruinas de algunos , en su lugar hay un monumento a todas las víctimas del Holocausto.
Actualmente hay unas maquetas que reconstruyen bastante bien las zonas derruidas

El llamado campo de las mujeres está mucho mejor conservado, hay muchos barracones que se pueden visitar , realmente según nos dijo el guía , eran establos de madera para caballos.Birkenau

Algunos de ellos conservan todavía los habitáculos originales , por llamarlos de alguna manera, que servían para dormir , de servicios , etc. .

El recorrido se hace todo andando, en ambos campos, os recomiendo que llevéis calzado cómodo , ya que es una buena caminata.
Con el corazón encogido por lo que habíamos visto y lo que nos habían explicado  nos dispusimos a regresar a Cracovia , no sin antes pasar por la librería que hay en Birkenau para hacer acopio de libros en español que tratan sobre el tema.