Pueblos de Holanda

Buscamos visitar algunos de los pueblos cercanos, y encontramos la página de BuendiaTours.
El precio era muy bueno 10 euros por persona,  y nos entraban los transportes, siempre en bus, durante todo el día y una persona que nos hacía de guía en español.

El tour sale desde la estación central de Ámsterdam, el  bus es de color rojo, y el número 315.
Con la guía visitamos los pueblos de Marken y  Voledam, y como teníamos el billete para el día, la misma guía nos dejo en la estación del bus para continuar hasta Edam y Hoorn.


Es un pueblo pequeño al que se accede por una carretera que lo une al continente, se encuentra a 26km de Ámsterdam, hay muchos canales y muchos puentes, realmente singulares. 

Las casas están construidas en madera la mayoría  y muchas se encuentran sobre pilares, tipo palafitos, para evitar las inundaciones.
La mayoría son del siglo XV. Es un pueblo muy tranquilo y muy agradable.
Visitamos una fabrica de zuecos que se hacen de forma artesanal, muy curioso ver todo el proceso, desde que se seleciona el trozo de madera, hasta que sale el zueco completo .
Existe también un museo que nos cuenta como fue la vida de los pescadores de este pueblo.
Callejeando un poco llegamos hasta el puerto, con sus casas de madera en altura, y el faro de Paard, este faro fue diseñado por Valk en 1839, cuenta con una gran torre de 16 metros,  que señaliza la entrada, desde allí parte un barco turístico que nos llevo hacía Voledam, como nosotros fuimos en invierno, no había demasiada gente,  había niebla, lo que daba a la pequeña travesía un carácter misterioso. (más información)


El pueblo de Volendam, de unos 22.000 habitantes surgió como puerto de Edam a orillas del mar interior de IJsselmeer. A mediados del siglo XIV, los habitantes de Edam decidieron construir un nuevo puerto, construyendo diques alrededor de donde se encontraba el primero y drenando sus tierras para que se pudiesen asentar en ellas agricultores y ganaderos.
La llegada a Voledam es muy bonita, las casas son también de madera en su mayoría, es un pueblo de pescadores y de mucha importancia turistica.

La calle principal esta llena de restaurantes y de puestos para degustar comida típica, como el arenque ahumado. Luego dimos una vuelta por el pueblo, y visitamos una fabrica de quesos, donde te explican todo el proceso de producciónde forma muy detallada, y puedes comprar y degustar. (más información)

Ojo!! Compramos mermeladas que maridaban perfectamente con el queso, en la tienda nos dijeron que podríamos pasarlas sin problemas al ser un producto turístico, pero no es cierto, nos lo requisaron a todas en el aeropuerto.


Desde allí nos fuimos en bus, ya por nuestra cuenta hacia Edam, otro de los pueblos que nos gustaba visitar.

Lo malo es que aunque era pronto, casi las seis de la tarde.

Este pueblo vive irremediablemente asociado a su mundial y famoso queso.
Paseando por Edam, debemos acercarnos hasta su puente Kwakelbrug que no sólo es uno de los emblemas de la ciudad, si no que además, desde él podemos disfrutar de unas vistas magníficas de Edam.

Uno de los tesoros que Edam esconde, y pese a eso ofrece a sus visitantes, es su carrillón, el más antiguo de los Países Bajos que data del año 1560 y está en su Speeltoren, su torre del siglo XV y de 16 metros de altura (más información).

LLegamos ya bastante tarde, bueno sobre las seis de la tarde, pero era frncamente denoche, y por supuesto no había casi nadie por la calle.

No pudimos ver mucho, y sobre todo el puerto que era según nos djerón lo mas bonito. Hoorn es mar. Su historia se escribe pegada al mar. Desde aquí zarpaban los barcos de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Las casas que podemos ver en sus Rode Steen, la plaza de la ciudad, muestran ese próspero pasado. Pero también sus gentes son mar, son héroes del mar: Willem Schouten, que dejó en nombre de su ciudad natal (cabo de hornos) en la punta de América del Sur; Jan Pietersz Coen, el explorador que fundó lo que hoy conocemos como Jakarta.
Lo que mas me llamó la atención es que en el centro del pueblo había una iglesia, astante grande que esta reconvertida en un pub. A nosotros nos resulto realmente curioso. ( Mas información)
Desde allí mismo cogimos el bus de vuelta hacía Ámsterdam.