Castillo de Neuschwanstein en Baviera  

Como estábamos cerca de la frontera con Alemania , nos planteamos  hacer algunas excursiones a su territorio, así decidimos visitar el castillo de Neuschwanstein en  Baviera   Alemania ) que no estaba mas que a unos 200km .
Para ello recorrimos parte de Baviera , que me sorprendió mucho por las suaves colinas, y lo verde de su paisaje, lleno de prados y de lugares encantadores . La parte que nosotros vimos era toda zona rural , con granjas dispersas, pueblos pequeños, pero tan integrados en el entorno que parecían autenticas postales. Casi todo el trayecto fue por carreteras comarcales, con escaso tráfico, aunque como es costumbre, por  lo que vimos, sin arcenes . Lo de parar para hacer fotos es algo complicado salvo en los lugares ya determinados, con lo cual te queda lejos aquello que querías fotografiar.

El acceso al castillo esta indicado en la carretera, aunque se vislumbra a lo lejos .
Es famoso por el personaje que lo mando construir, pues en realidad  nunca pudo llegar a disfrutarlo, ya que falleció antes de su finalización.
Me estoy refiriendo a Luis II de Baviera ( El rey loco ), personaje histórico lleno de enigmas, fantasías, y misterios, que le acompañaron incluso hasta en su temprana muerte.
Este rey tuvo una especial relación idílica  con dos personas, la Emperatriz Elizabeth de Baviera ( Sisi), prima suya , de la que han quedado muchos relatos y reseñas, ya que ambos compartían muchos anhelos comunes . Y la otra fue el compositor Richard Wagner, de quien fue mecenas y admirador  incondicional .

El castillo se encuentra  cerca del municipio de Schwangau y de la ciudad de Füssen en Algovia. El punto de partida del camino hacia el castillo y el último aparcamiento están en Hohenschwangau, allí esta la recepción para sacar la entrada .
Lo primero es la larga cola que tienes que hacer para sacar el ticket, cuando llegas al mostrador para ser atendido tienes que tener decidido en que horario quieres entrar y con que grupo, es decir tu no puedes visitar el castillo por tu cuenta (tienen audio guías en español pero los horarios son a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde), los grupos se hacen en función del idioma, alemán, ingles, francés e italiano. Si no te acoplas a un grupo, directamente no te venden el ticket y no puedes visitarlo. Los precios no son caros.

Desde el centro de ticket hasta el castillo hay una buena subida, el día que nosotros fuimos no había autobús según nos dijeron, es un servicio que existe…..
(aunque conozco otras personas que cuando fueron tampoco había ese día… ). Junto con el ticket te dan un plano con las posibles vías de subida, en cualquier caso una buena caminata .
Cuando inicias la subida puedes ver también el castillo Castillo de Hohenschwangau, construido casi enfrente y desde donde Luis II superviso la  nueva construcción del otro castillo .

Existe la posibilidad de subir en coche de caballos, no sé el precio, pero como no hay demasiados y la demanda era también importante había bastante cola esperando uno .
La verdad es que las vistas que hay desde la entrada al castillo son impresionantes, merece la pena la caminata.
En algunos sitios he  leído, que el interior del castillo no tienen mucho interés, ya que se trata de una construcción relativamente reciente. En mi opinión se equivocan, a mi me pareció magnifico, la decoración esta pensada para impactar, las paredes ricamente pintadas, nos muestran con todo detalle las historias de las Sagas de los Héroes medievales a los que tan aficionados era el rey,  los muebles de las  estancias , columnas en forma de palmeras, , objetos , etc…. nos dan idea de la belleza con  la que intentó rodearse.
El recorrido es bastante completo, podemos visitar desde la sala del trono, el dormitorioel salón y hasta una gruta que se mando construir, la sala de los Cantores ( donde se celebraban bailes y representaciones ) … etc.

Saliendo del castillo hacia la izquierda se encuentra el  Marienbrücke ( el Puente de María) hay que andar un poco en una subida poco pronunciada , pero merece la pena ya que ahí están las vistas mas famosas sobre el castillo, es un puente de madera que esta justo enfrente y nos permitirá hacer magnificas fotos.
Cuando bajamos , cansados y hambrientos, encontramos una » terracita» adosada a un restaurante muy bonito ( pero caro ) en la que sirven buena comida por un precio muy bueno, puedes elegir entre platos típicos alemanes ( las famosas salchichas..etc. ) o bien patatas fritas, burguer,etc…. a nosotros nos gusto mucho .

                   Continuamos nuestra excursión, ya que era pronto y decidimos acercarnos a Innsbruck ( Austria), para ello atravesamos parte del Tirol .
Fué una decisión acertadisima, ya que tanto el paisaje, como los pueblos pintorescosgrandes montañas que forman valles encantadores .                  Hacia media tarde llegamos a Innsbruck , ya no podíamos visitar nada pues eran mas de las 6 de la tarde y todo estaba cerrado , pero nos dedicamos a dar una       vuelta por su casco antiguo .

El ambiente era animadísimo , las calles llenas de gente, y muchos sitios para tomar algo o cenar.
No es demasiado grande la parte antigua, la componen cuatro o cinco calles donde se concentran tantos edificios magníficos que resulta difícil resaltar alguno , pero sin duda el mas conocido de todos es el tejadillo de Oro.

Con esta vista  dimos terminada la excursión y nos volvimos al camping , había sido un día largo y nos esperaba una cena » española «, una buena  tortilla de patatas y ensalada  .

Mas recorridos :